¡Gloria In the heights!

By Silverio Perez

¡Gloria In the heights!

Gloria in the Heights!!! Una impresión muy emocional

La noche del sábado comenzó con culequería abuelística. Es que esa noche yo iba a llevar a mi nieta Paola (12 años) a ver In The Heights. Yéssica, mi esposa, y Yarí, mi hija, sabían que ese era mi gozo personal.

Estaba también un poco nervioso, pues tenía demasiados lazos afectivos con gente del elenco. Yéssica y yo habíamos visto la producción en Nueva York con Lin Manuel y el elenco original, PERO tengo que decirlo ya, de arrancada: lo que vi el sábado en el Choliseo superó por mucho el montaje original. Es que acá no hubo papeles pequeños, todo el mundo se botó, incluyendo todo el andamiaje técnico que respaldó a los actores y actrices en escena.

 

Habíamos visto a Éktor Rivera en Broadway haciendo de Emilio Estefan en On your feet y recientemente en la película en la que hace de Daniel Santos. Pero bailar, actuar y cantar los spoken words que lleva su personaje de Usnavi requería de unas destrezas y un dominio que superó todas las expectativas. Felicidades Éktor.

Sabía de los extraordinarios talentos de Didi Romero y Ana Isabel, pero en la obra dejan establecido un nivel artístico tan extraordinario que sin dudas las catapultará a oportunidades insospechadas. Como diría Elliot Castro: ¡Qué buenas son! 

¿Y qué puedo decir de dos de mis amores en escena y admiradas amigas: Sara Jarque y Aidita Encarnación? Destilaban Maestría..

Aidita conmovió en su papel de la abuela, me hizo llorar, y en sus dúos con Ektor estuvo impecable. No me puedo imaginar a más nadie haciendo ese papel.

Y Sara, oh alteza, cuando le tocó lo suyo, fue como decir “he aquí la mejor actriz de musicales del país”. Punto. Qué dominio de la dicción, la afinación y el desempeño escénico.

A Tony Chiroldes lo había visto en el musical original, no recuerdo si en el mismo papel, pero acá noté a un actor maduro, con gran dominio escénico y cantando de forma excelente.

Y menciono ahora a otras dos de mis amadas amigas: Denise Quiñones y Michelle Brava. ¡Qué orgullo siento de ellas! Denise ha demostrado que no hay papel que se le encomiende que no lo haga en excelencia. Y Michelle, sin tener que cantar un tema en específico, cada vez que entraba en escena era inevitable seguirla con la mirada. Esto, aparte de su trabajo de coaching en las voces que estuvieron impecables.

 

Debo mencionar también a dos actores: uno que nunca había visto en escena, aunque lo conocía y sospechaba de lo bueno que era, y otro, que sabía de sus talentos y estaba deseoso de verlo en una gran oportunidad como ésta. El primero, Jasond Calderón. Wow, wow, wow. ¡Qué talento! De tú a tú con Éktor y haciendo una hermosa pareja con Didi Romero. A Juanpi Díaz se la pusieron para que la donqueara en el papel del simpático piragüero del barrio. Muy bien aprovechada la oportunidad.

Me estuvo interesante la reacción de sorpresa y orgullo del público que cada vez que uno de estos actores, o una de las actrices, comenzaba a cantar en el nivel de excelencia que lo hacían, y muchos de los presentes buscaban en el programa a ver quién carajo era esa talentosa persona que hasta ese momento no conocían. Eso sucedió toda la noche, como con Amanda Rivera, una jovencita que ya tiene una experiencia en musicales extraordinaria, con Xavier Reyes y Emilio Villalobos que estuvieron geniales, cómicos, maravillosos. Y con todo el elenco donde, repito, no hubo papeles pequeños.

 

El cuerpo de baile, la escenografía, las luces, el sonido estuvieron no al nivel de Broadway como le escuché a algunos decir. No. Al nivel de lo que somos capaces de hacer en Puerto Rico, ¡coño! Cuando nos lo proponemos y nos permiten sacar para afuera ese talento inmenso que tiene mi Isla. Gracias Ender Vega por la producción general. Gracias Lin Manuel por la historia, y por confiar.

 

Y, por último, con toda la intención de destacarlo, menciono al maestro Cucco Peña y la excelente orquesta que, en vivo, sin parar, fue el acompañamiento perfecto, certero, impecable a la producción. Maestro, se botó.

Aclaro que esto no es una reseña, La Reseña, fue la de Eliezer Ríos Camacho. Esto es una expresión emocional de una persona que lleva desde 1971 cercano al mundo del espectáculo y puedo apreciar lo que me parece bueno, lo que me parece excelente, y lo que está fuera de liga como es nuestra versión de In the Heights. Quedan dan pocas funciones. Vayan a verla, ocupen el asiento que esté disponible, el que sea, pero no se la pierdan. No se va a arrepentir.

¡Enhorabuena!

Boletos en : https://ticketera.com



0 comments

Leave a comment

Please note, comments must be approved before they are published